Reflexiones en tiempos de pandemia…

Reflexiones en tiempos de pandemia…

Reciban un cariñoso saludo y algunas reflexiones que tal vez representan el sentir de la mayoría de quienes, formamos esta Comunidad Educativa.

En el mes de Marzo nos vimos enfrentados al cambio más drástico e inesperado para toda la comunidad mundial, trayendo consigo mucho dolor el que ya al recorrer de estos ya 3 meses se ha vuelto más difícil de sobrellevar.

El  covid-19 y esta pandemia  nos ha revelado la tremenda  vulnerabilidad del ser humano y  la pobreza  valórica y emocional en que nos encontrábamos como sociedad. Sin embargo el costo y dolor ha sido y seguirá siendo muy alto para miles de familias.

Debemos en tiempos tan difíciles no perder la Esperanza y Fe, e intentar ver nuestra realidad, como una gran oportunidad de unir a la familia, de desarrollar y fortalecer la solidadaridad y la empatía con pequeños gestos, una llamada, un mensaje, una palabra de aliento que fortalece  el alma de nuestros seres queridos, de nuestros amigos, de nuestros compañeros de trabajo de nuestro vecino adulto mayor que talvez este solo.

Todos estamos extremando nuestros esfuerzos, con la intensión de acompañar y ayudar, pues esto vino a cambiar nuestras rutinas escolares, laborales y domésticas, ante lo cual nadie estaba preparado. Un día al abrir nuestros ojos nos dimos cuenta que el colegio que siempre fue una institución de acogida a miles y millones de estudiantes, se trasladó al hogar ,para familias , docentes y para nuestros niños y jóvenes, dejando atrás la sala de clases, los patios y la vida en comunidad.

Profesores, padres y la familia en general ha tenido que readecuarse a esta nueva forma de comunicarse, de entregar y recibir las materias escolares. Proceso que no ha estado exento de dificultades ya que debemos sumar los efectos colaterales que esto ha traído consigo, como ansiedad, stress, pérdida de fuente laboral, dificultades económicas y problemas de convivencia. Nuestra intensión es acompañarles y darles tranquilidad en estos momentos de incertidumbre y preocupación, donde el diálogo, la flexibilidad y la contención juegan un rol protagónico.

Los invitamos  a detenerse un minuto y reflexionar, como hijo/a, como madre o padre, como esposa/o, como educador, ¿qué me hubiese gustado a mí, que hicieran conmigo en estas circunstancias?…

Cada uno cuando estas aguas turbulentas se aquieten, podrá tranquilamente mirarse y agradecer  por estar sano, por tener una familia maravillosa y por haber tenido cerca a muchas personas en momentos tan difíciles y por haber aprendido que LA VIDA ES BELLA.

                                                                                Un gran y cariñoso abrazo.

Esmeralda Mondaca Cornejo

Convivencia Escolar.

El Pilar-Rancagua

Junio,2020

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *